14521646991208

  • El francés será de los técnicos de los últimos años con más peso en las decisiones deportivas.
  • Zinedine Zidane no va a ser un entrenador al uso en el Real Madrid. Primero, por lo que representó como jugador y lo que ha supuesto su llegada para todo el madridismo, ávido de recuperar estímulos perdidos en los últimos meses, especialmente el de la ilusión y las ganas de vencer. Y no va a ser en lo único en lo que el francés va a ser diferencial respecto a otros entrenadores del actual Real Madrid. El ex del Castilla va a ser algo más que un técnico al uso.
  • Zizou ha sido, es y será uno de los principales asesores deportivos de Florentino Pérez, y como tal tendrá más voz y más voto a la hora de confeccionar la plantilla, de dar altas y bajas y de decidir muchos aspectos deportivos relacionados con el primer equipo, que en los últimos años han estado alejados del despacho del entrenador.
  • Solo Mourinho tuvo tanto poder deportivo
  • La figura de Mourinho acaparó tantas parcelas de poder como las que tendrá Zidane desde ahora, pero el portugués las consiguió desde la exigencia y la petición expresa al presidente. Sin embargo, el nuevo entrenador las tiene desde el convencimiento de la cabeza visible blanca de que es el hombre que mejor puede desempeñar estos papeles, casi tan importantes como el de ser el primer entrenador. La confianza hacia el francés es plena y, si consigue salvar la temporada de manera digna, el presidente del club blanco tiene pensado dar plenos poderes a Zidane para iniciar esa reconstrucción de un vestuario que ha quedado muy tocado después del episodio vivido con Rafa Benítez. Además, claro está, de dar forma al once tal y como él crea conveniente. Nada de privilegios.
  • El portugués no figuró entre los candidatos
  • Ya que hablamos de Mourinho, conviene dar una explicación. Tras la decisión de Abramovich de prescindir de Mou, se especuló con la posibilidad de que el exentrenador del Real Madrid pasara a formar parte de los candidatos de la lista de posibles sustitutos de Benítez, pero el rumor no tuvo fundamento alguno. Florentino Pérez no pensó en la vuelta del portugués. El presidente sabe que su regreso es, por el momento, una quimera. El madridismo está dividido con el técnico y lo sabe.
  • Con voz y voto en decisiones de los últimos años
  • Zidane, lejos de jugar un papel de actor de reparto en estos años en los que no figuraba en primera línea, ha tenido peso en muchas de las decisiones adoptadas por Florentino Pérez. Al máximo mandatario del club blanco le gusta escuchar a su círculo cercano antes de tomar decisiones, aunque eso de subir o bajar el dedo siempre es cuestión reservada para el presidente. Y el que fuera centrocampista del primer equipo es uno de esos consejeros que a Pérez siempre le gusta tener cerca de su figura ante la posibilidad de tener que argumentar las decisiones.
  • Decisivo en el fichaje de Varane… y en el de Bale
  • Zizou fue decisivo en el fichaje de Varane cuando era un desconocido, en la consolidación de Benzema como madridista cuando Mou le comparó con un gato o en la aparición de Gareth Bale por el Santiago Bernabéu. El galés fue una apuesta del presidente, pero antes escuchó la opinión de Zidane, quien avaló la llegada del que ahora es el jugador franquicia.